Adopta un amigo, NO lo compres!

¿Piensas adoptar un perro en un albergue?


La vida de un perro que entra en un refugio no es fácil, puede ser de hecho muy difícil. Muchos han sido expulsados del seno de una familia estable en la que se sentían seguros para pasar a un ambiente ruidoso, en el que no tienen espacio y están rodeados de decenas de perros que pueden ser amigables o no.

Para cualquier perro es una experiencia caótica. Olores extraños, humanos desconocidos moviéndose a su alrededor de modo imprevisible. Como un preso que llega nuevo a la cárcel, el perro que llega a un refugio debe adaptarse y sobrevivir. Peleas, noches sin dormir, competencia por la comida y el espacio. A todo eso se enfrenta un perro por muy estupenda que sea la labor de sus cuidadores. Es otro mundo.

Por suerte, estas experiencias le ayudarán en el futuro a comportarse, ya que aprenden a hacerlo en una manada de perros real y aprenden a identificar su lugar dentro de ella.

Cuando son adoptados, muchas de las personas que los eligen, llevadas por la pena que les causa su vida pasada, tienden a mimarlos excesivamente, sentando las bases para el mal comportamiento desde un primer momento.

Está demostrado que un perro que se adopta y es devuelto tiene menos posibilidades de integrarse y muchas más de que le acaben sacrificando. Para que esto no ocurra elegir al perro adecuado para ti es primordial.

Cuando un perro cambia de hogar, debe aprender de nuevo cual es su sitio dentro de ese hogar y por este motivo tenemos la oportunidad de trabajar con él como si fuese un perro nuevo. Para que las posibilidades de éxito aumenten, ten en cuenta los siguientes consejos:

 

Elige al perro adecuado:

No te los puedes llevar a todos, así que trata de elegir a uno que se pueda adaptar bien a tu estilo de vida. Pregunta a los cuidadores, ellos suelen tener un buen conocimiento de los perros. Recuerda que aunque muchos de ellos tenga un apariencia desconocida, podemos saber de qué razas vienen en muchos casos y a partir de ahí identificar si serán más inquietos o no.

Recuerda, cuanto más mayores más tranquilos.

Asegúrate de que esté sano. Mírale bien el manto, que no sea pobre, los ojos en busca de infecciones, la nariz y los genitales. Si es posible,  estudia incluso sus heces, que no deben tener lombrices y debe ser sólida. Insiste en que te informen de si tiene vacunas puestas.

Observa su comportamiento en el refugio, protectora…busca a un perro que esté bien sociabilizado y se relacione bien con otros perros. Un perro hiper-vigilante, o ansioso te dará seguramente más problemas. El perro deberá estar relajado en tu compañía.

Sácale a pasear, trata de pasar algo de tiempo con él, en los alrededores del refugio. Algunos refugios incluso te dejarán que pruebes a estar con el perro algunas horas, para que puedas conocer mejor su personalidad y su conexión contigo. Cuanto mejor conectéis mayores serán las posibilidades de éxito en el futuro. Observa que no tenga tendencias agresivas hacía otros perros o personas, si consigues alejarle de su entorno.

 

Prepara tu casa antes de que llegue

Antes de traer al perro a casa, asegúrate de que el entorno es seguro. Al principio no estará familiarizado contigo o tu hogar y puede que intente escapar. Asegúrate de que esto no ocurre, asegura puertas y ventanas y si tienes niños deben estar prevenidos para que no dejen ni puertas ni ventanas abiertas.

Cómprale una caseta de plástico, o un transportin. No de metal. Las jaulas de metal no proporcionan refugio mental, es como estar en una pecera. Pon su caseta en algún lugar tranquilo y deja que pase ahí sus primeras noches, hasta que estéis seguros de que no tendrá comportamiento destructivo mientras dormís.

 

Alimentación

Para evitar cambios drásticos, pregunta en el refugio que está tomando actualmente y si es posible cómprale lo mismo, hasta que el veterinario te aconseje una nueva dieta.

 

Establece una rutina

Para que pueda acostumbrarse más fácilmente a su nueva vida, lo mejor es que tenga una rutina preestablecida. Sácale a pasear temprano, aliméntale, entrénale y acuéstale siempre a las mismas horas. La idea es darle con el tiempo cada vez más independencia, pero al principio es mejor que se sienta parte de algo.

 

Educación

Recuerda educarle desde el minuto 0 que pase contigo. No te compadezcas de su situación anterior ni seas blando, para que la convivencia tenga éxito el perro debe conocer lo que puede y no puede hacer desde el primer  momento, y cuáles son sus límites. Una vez un perro entiende que algo está permitido es muy difícil deshacer el hábito, mejor que no aprenda malas costumbres desde el principio. Se amable pero firme, no hace falta gritar y ser agresivo, sólo firmes.

El adiestramiento básico en obediencia, será además una oportunidad para que creéis un lazo entre los dos y puede ser un rato muy divertido para ambos.

 

Ejercicio

Al igual que en las personas la actividad física en perros tiene efecto calmante, no te olvides de ejercitarle al menos una vez al día.

 

Aliméntale y trátale con cariño

Los perros que cambian de hogar a veces desarrollan tendencias a defender su comida. Para minimizar esto, siempre coge su comedero, pon comida en él, has que se siente el perro y luego se lo das. Si vas a echarle más comida repite la operación, para que él vea que es bueno cuando un humano toca su comedero.

Acáriciale y peinale para que lo disfrute y vea que es algo positivo. Mientras lo haces examina sus dientes para que se acostumbre a que puedes tocarle la boca.

 

Sé feliz

Al principio sobre todo, y durante toda la vida del perro, trata de no mostrar cambios de humor muy bruscos con él. Recuerda que eres su guía y cualquier emoción que transmitas él la absorberá y se dejará llevar por ella.

 

Todos están en el mismo barco

Recuerda, que estas mismas pautas deberá seguirlas cada miembro de tu familia, no se puede confundir al perro y que perciba cosas distintas de cada uno porque se confundirá.

Anuncios

3 mayo 2012 - Posted by | Información y Tips, Noticias y Curiosidades

1 comentario »

  1. Maravilloso me encanto, excelentes consejos. Gracias por apoyarnos a poder ayudar a nuestros peques.

    Comentario por Vicky aguilar | 3 mayo 2012 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: